Salto récord en la valla: Rabat demuestra que su amenaza migratoria va en serio.

El viernes entraron en Ceuta casi 500 subsaharianos, un récord. Rabat asegura, sin embargo, haber abortado el asalto, mientras que Interior exculpa a las autoridades marroquíes

Digitales. Las autoridades marroquíes formularon el 6 de febrero, mediante un comunicado, una amenaza a la Unión Europea que, traducida al román paladino, significa: los europeos deben ignorar la sentencia de la Corte de Justicia de la UE de diciembre, que subraya que el Sáhara Occidental no pertenece a Marruecos, o, de lo contrario, padecerán las consecuencias en varios ámbitos empezando por el de la emigración. 

En los días siguientes Rabat ha efectuado algunos gestos para que quedase claro a quién estaba principalmente dirigida esa advertencia: a España, su vecino más inmediato, y, por tanto, el más vulnerable ante la llegada de inmigrantes irregulares y el más necesitado de su cooperación policial especialmente en Ceuta y Melilla.

Marruecos mandó su más contundente mensaje el viernes de madrugada. Nada menos que 498 subsaharianos lograron entrar en Ceuta, una cifra récord en la historia de la ciudad que supera a la del 9 de diciembre pasado (436). En un solo día, el viernes, irrumpieron en Ceuta la mitad de los inmigrantes irregulares que entraron en las dos ciudades autónomas a lo largo de 2016.

El más oficialista de los diarios privados ‘online’ marroquíes, ‘Le 360’, dejó caer en su portada que había una relación de causa a efecto entre la amonestación del 6 de febrero, formulada por el poderoso ministro de Agricultura, Aziz Akhnnouch, amigo del rey Mohamed VI, y el salto del viernes.

“Recordemos que este asalto se produce unos diez días después de la declaración de Aziz Akhnnouch a la agencia española EFE”, escribió ‘Le 360’, una publicación a la que se le atribuyen buenos contactos con el palacio real. “Era una entrevista que aparentaba incluir una advertencia de Marruecos”, añadía el diario. “¿Por qué vamos a seguir haciendo de gendarmes (…)” con la emigración?, se preguntó el ministro en esa entrevista. “El problema de la emigración es muy costoso para Marruecos y Europa debe apreciarlo en su justo valor”, recalcó.

Horas después del salto masivo del viernes la agencia de prensa oficial marroquí (MAP) difundió un comunicado de las autoridades locales de Rincón y Castillejos, dos aglomeraciones urbanas pegadas a Ceuta, asegurando que había sido abortado “un intento masivo de entrada de unos 250 emigrantes clandestinos”. Es decir que, según esta versión, ningún subsahariano había logrado su propósito. Las versiones española y marroquí sobre las irrupciones de inmigrantes no suelen ser del todo coincidentes, pero en este caso se contradicen abiertamente. Rabat omite que hayan entrado pese a las imágenes de televisión que demuestran lo contrario.

En los días previos al asalto el Ejército y las Fuerzas Auxiliares (antidisturbios) de Marruecos, que rodean Ceuta desde 2005 para protegerla en teoría de la inmigración, se mostraron generosas con los subsaharianos que pueblan los montes de Belyounech. Les repartieron mantas y comida, algo nada habitual, según fuentes de la Policía española.

El secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, que ayer viernes viajó a Ceuta para recabar información de primera mano, se empeñó ante la prensa en exculpar a Rabat de lo sucedido. “No tengo ningún tipo de reproche que hacer a Marruecos”, declaró. “Seguro que se ha hecho todo lo posible y el salto de hoy no se ha podido repeler”, añadió. No comentó la versión marroquí de los hechos.

Faltaban efectivos… por los estibadores

Nieto se echó prácticamente la culpa al explicar que no se disponía en la ciudad de los refuerzos de Policía y Guardia Civil necesarios porque habían sido trasladados a los puertos en previsión de la huelga de los estibadores. Anunció, eso sí, que Interior estaba estudiando recurrir a “globos aerostáticos con cámaras térmicas o drones” para controlar mejor el perímetro fronterizo, es decir, divisar a tiempo a los subsaharianos que se acercan de noche a la verja.

Interior ha utilizado a veces un helicóptero para sobrevolar de noche la frontera, pero los aviones sin piloto pueden resultar más baratos y eficaces para detectar un fenómeno que se va a repetir en las próximas semanas, según prevén fuentes policiales ceutíes.

Las autoridades marroquíes no se conformaron con demostrar hasta qué punto España las necesita para luchar contra la inmigración irregular. También quisieron ayer recordar que su colaboración es crucial para enfrentarse al terrorismo y al crimen organizado. Mehdi el Hadaf, un delincuente común de 41 años, llevaba casi doce años en búsqueda y captura tras atropellar en 2005 a un guardia civil. Detenido a principios del mes pasado en Casablanca, fue llevado ante la fiscalía el 12 de enero e ingresó a continuación en la prisión de Oukacha.

Solo fue, curiosamente, el viernes pasado cuando una fuente de seguridad marroquí comunicó a la agencia EFE la detención de este criminal que figura en la lista de los diez más buscados por España. Su detención “forma parte de la sólida cooperación policial” entre las autoridades de ambos países, según declaró la fuente a la agencia española de prensa. Esta cooperación es muy fluida, pero también lo era con Francia hasta que Marruecos la cortó durante once meses (de febrero de 2014 a enero de 2015) a causa de un enfado con la Justicia francesa.

Fuente: elconfidencial.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s